La idea de crear este proyecto surgió como respuesta a los cambios experimentados en los sistemas educativos polacos y finlandeses. El nuevo programa básico de informática en Polonia se ampliará a través de la enseñanza obligatoria de programación desde el primer curso en las escuelas primarias. En Finlandia, esta obligatoriedad se introdujo en 2016. La habilidad de programar se define actualmente como una de las competencias más útiles en el mercado aboral. El desarrollo en el campo de las TIC crea constantemente nuevos puestos de trabajo para los especialistas en las TIC, especialmente entre los programadores. En los últimos tiempos hay una escasez de programadores en el mercado laboral europeo.

El presente proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea. Esta publicación es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

ESTA PÁGINA WEB ESTA FUNDATA POR EL PROGRAMA ERASMUS+ DE LA UNIÓN EUROPEA